Esas preguntas de Freiber …

Aquel día Freiber inició sus preguntas más temprano. Una palabra le daba vueltas y más vueltas en su cabeza. Se preguntó muchas veces ¿qué será escalofrío?. Esta palabra se la había oído a su abuela, conversando sobre sus malestares de la gripe. Escalofrío… Escalofrío… ¿qué será eso? Se decidió por fin a preguntar.

– Mamá ¿qué es escalofrío?

– Escalofrío… Eso es…

Faying, su hermana mayor, tenía la respuesta y no dejó que su mamá elaborara la suya, ella rápidamente le dijo:

– Freiber, mira, escalofrío es… es cuando a uno le duele la barriga y a uno le da mucho frío y a uno se le pone la piel… se le llena de puntitos… Bueno, mira así…

Faying se llevó a Freiber para la cocina y abrió la nevera y sacó un pollo del congelador y se lo mostró. E insistió diciéndole:

– ¡Mira, cuando a uno le da escalofrío, a uno se le pone la piel así, como piel de gallina…

– ¡Ah… ahora si entiendo.

Freiber quedó satisfecho con la respuesta y siguió pensando y pensando para descubrir y preguntar sobre otras cosas y por supuesto, para llegar a sus propias conclusiones: como aquel día, cuando fuimos a la playa. Hacía mucho calor y nos sentíamos agobiados, cuando Freiber, rompió con el tedio; de pronto empezó a verse con mucho asombro. Se quejaba de que hacía mucho, mucho calor. Se miró en el espejo retrovisor del carro y vio que su nariz y sus mejillas estaban llenas de puntitos de sudor. Entonces gritó con asombro…

  • !Tía… Mira… !Tengo escalo calor!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s